Acné en los adolescentes. ¿Un dolor de cabeza para los padres?

Enséñale a tu hijo como cuidar su piel y evitar las marcas y cicatrices.

Como bien sabemos en la época de la adolescencia la mayoría de los chicos y chicas padecen brotes de acné ocasionados por diversas razones, desde los cambios hormonales hasta la falta de asepsia o desconocimiento de ¿qué hacer? y ¿cómo hacerlo? Al momento de cuidar la piel, por eso hemos reunido para tí información básica para que que cuides de la piel de tus adolescentes en casa y les enseñes la importancia de cuidar la piel a partir de este momento de la vida.

¿Cuáles son las causas del acné adolescente?

El acné adolescente es una afección dermatológica que afecta principalmente a las personas con piel grasa y a aquellas que se encuentran en esta franja de edad. Se caracteriza por la aparición de protuberancias y bultos como granos, espinillas, puntos negros o blancos, dependiendo de la zona del rostro o de la piel y que tienen su origen principal en el fuerte cambio hormonal que se da a estas edades.

La mayor parte de los adolescentes tienen “acné vulgaris” o común, el cual no solo aparece en el rostro, sino también en cuello, hombres y parte superior de espalda y pecho, ocasionado generalmente por la sobreproducción de sebo por parte de las glándulas sebáceas que lubrican piel y cabello. Cuando esta producción coincide con la maduración corporal y hay una gran presencia de células dérmicas muertas, se obstruyen los poros y las bacterias quedan atrapadas dentro de los poros y se reproducen, ocasionando la hinchazón y el enrojecimiento de la piel que viene seguida de la aparición de las protuberancias.

¿Qué rutina de cuidado diario debe seguir tu hijo para cuidar la piel con acné adolescente?

Los adolescentes deben tomar un hábito de cuidado facial que equilibre la producción de sebo por parte de la piel y prevenga la aparición de puntos blancos que se convierten en granos o para reducir la proliferación de las bacterias causantes del mismo que causan una sucesión de brotes a lo largo del tiempo, en determinadas épocas. Los dermatólogos recomiendan seguir las siguientes indicaciones en las rutinas matutinas y nocturnas que deben darse de manera diaria para conseguir reducir al máximo los brotes y mantener la piel en perfecto estado:

  • Optar por el uso de un limpiador suave por la mañana que regule la producción seborreica, para ello, se debe elegir un jabón natural libre de sosa, que limpie sin resecar y conserva el pH de la piel.
  • Completar la rutina matutina con una crema hidratante que minimice la producción de comezones y que no contenga aceites y esté elaborada con ingredientes naturales como por ejemplo: la cúrcuma, ya que contiene propiedades que ayudan a regular la cantidad de grasa que segregan las glándulas sebáceas, y que además tenga proteccion solar, ya que de está manera cuidamos la piel en 2 aspectos a la vez.
  • Además, si se opta por maquillar la piel tras el tratamiento es recomendable optar por cosmética sin aceites minerales y que esté aconsejado para no provocar otros brotes y el uso semanal de una mascarilla arcillosa para absorber el exceso de sebo.
  • Por la noche, se debe repetir la limpieza Facial ya que esto será una parte importante del éxito en el control de esta condición.

¿Qué hábitos alimenticios reducen la presencia de acné?

Además, otra manera de reducir el acné adolescente es inculcar a los mismos una serie de hábitos alimenticios que preserven tanto su salud corporal como la salud de su piel. Para ello, se recomienda que beban abundante agua, llegando hasta los 2 litros diarios y así mantener la hidratación corporal y dérmica. Junto a esto, y aunque suene a tópico, deben reducir la ingesta de alimentos procesados o muy calóricos, con gran cantidad de azúcares o que tengan procedencia láctea.

Junto a estos dos hábitos alimenticios, se debe implementar el consumo de alimentos ricos en omega 3, como el pescado, e incorporar alimentos con probióticos como el yogur en la alimentación que contribuyen a alimentar al sistema inmunitario y, para acabar, se puede suplementar la dieta con vitaminas antioxidantes A y E que refuercen la salud de la piel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *